Es posible que tenga una configuraci√≥n de oficina poco ideal, sin sillas, teclados o monitores de ordenador ergon√≥micos, y que est√© experimentando nuevos dolores corporales. Estar encorvado, sentarse demasiado tiempo, extender las mu√Īecas y depender de la pantalla de un ordenador port√°til suponen un estr√©s f√≠sico para el cuerpo que quiz√° no note, pero que sin duda sentir√° m√°s adelante.

Si en estos momentos te estás sujetando el cuello por el dolor que te produce mirar el portátil, debes prestar atención a lo que te dice tu cuerpo.

Mantener el cuerpo en una posici√≥n neutra y relajada mientras se trabaja es la clave para evitar el dolor. Si la configuraci√≥n del trabajo desde casa no es ergon√≥mica, se acelerar√° la aparici√≥n de problemas musculoesquel√©ticos que van desde problemas de cuello, hombros y espalda, hasta problemas de manos y mu√Īecas, pasando por problemas de piernas, todo ello por trabajar en malas posturas.

10 consejos para mejorar tu postura sentado.

Trabajar desde casa se ha convertido en la nueva norma, pero trabajar sin escritorio puede afectar a tu postura. Recuerda que también puede influir la fatiga que ha producido el Covid-19 e influir en la forma en la que hacemos las cosas.
La gente de todo el mundo se encuentra inesperadamente trabajando desde casa, pero muchos de nosotros no tenemos una configuración adecuada de oficina en casa. Jon Cinkay, fisioterapeuta y coordinador de mecánica corporal del Hospital for Special Surgery, ofrece algunos consejos importantes para mantener una postura adecuada y evitar lesiones y tensiones, incluso cuando no se tiene un escritorio.

1.Escucha a tu cuerpo.

Tanto si trabajas desde un escritorio, una mesa, un sof√° o una cama, nunca debes sentir tensi√≥n o molestias. Tu cuerpo te dir√° cu√°ndo algo no va bien. A veces, un peque√Īo ajuste puede suponer una gran diferencia.

aislaiento social durante la pandemia

2.Sé consciente de tu postura.

Despu√©s de 15 minutos de estar sentado o de pie en el mismo sitio, la mayor√≠a de la gente empieza a encorvarse. Comprueba a menudo c√≥mo est√° colocado tu cuerpo y reaj√ļstalo si es necesario.

3.Levántate y muévete a menudo.

Aunque estés cómodo, nunca debes permanecer sentado en una misma posición durante más de una hora. Se recomienda levantarse y moverse cada 30 ó 40 minutos. Además, así podrás reajustar tu postura cuando vuelvas al trabajo.

4.Mantén todo lo que necesitas para trabajar al alcance de la mano.

Cosas como el teléfono o el papel y el bolígrafo deben estar lo suficientemente cerca como para que puedas cogerlos sin tener que esforzarte.

Consejos para controlar el estrés de trabajar en casa

5.Mira hacia abajo con los ojos, no con el cuello.

Cuando se trabaja con un portátil o un teléfono, la mayoría de las personas inclinan la cabeza hacia el dispositivo. Piensa en evitar el desperdicio de movimiento, incluyendo el movimiento constante de la cabeza hacia arriba y hacia abajo.

6.Utiliza unos auriculares para el teléfono.

Si no tienes auriculares o cascos, utiliza la función de altavoz de tu teléfono si estás trabajando en un espacio tranquilo y no quieres molestar a otras personas. Si tienes que acercarte el teléfono a la oreja, sujétalo con la mano no dominante para poder escribir con la otra. Nunca utilices el hombro para sujetar el teléfono contra la oreja.

7.Mantente hidratado.

Tambi√©n debes levantarte con frecuencia, ya sea para rellenar tu bebida o para ir al ba√Īo.

8.Haz pausas para estirarte.

Los estiramientos pueden ayudarte a aflojar cualquier m√ļsculo que puedas estar tensando inconscientemente. Tambi√©n puede ayudarte a restablecer tu postura.
Independientemente del lugar en el que trabajes, puedes hacer que tu espacio de trabajo sea respetuoso con el cuerpo. Los siguientes diagramas muestran cómo hacer que tu escritorio, la encimera o la mesa de la cocina, la cama y el sofá sean más cómodos para trabajar en casa.

trabajar desde casa

9. Mantenga los objetos claves en:

Mantenga los objetos clave -como el teléfono, la grapadora o los materiales impresos- cerca de su cuerpo para minimizar el alcance. Póngase de pie para alcanzar cualquier cosa que no pueda alcanzar cómodamente mientras está sentado.

10. Escritorio

Debajo del escritorio, aseg√ļrate de que hay espacio para las rodillas, los muslos y los pies. Si el escritorio es demasiado bajo y no se puede ajustar, coloca tablas o bloques resistentes bajo las patas del escritorio. Si el escritorio es demasiado alto y no se puede ajustar, levanta la silla. Utilice un reposapi√©s para apoyar los pies si es necesario. Si su escritorio tiene un borde duro, acolche el borde o utilice un reposamu√Īecas. No almacene objetos debajo de su escritorio.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
Abrir chat