El pádel es un deporte que combina la acción con la diversión y la interacción social. Es un gran deporte para jugadores de todas las edades y habilidades, ya que es rápido y fácil de aprender. Aunque sí es importante tomar ciertas precauciones porque existen ciertas lesiones comunes en el pádel.

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el pádel?

La mayoría de los jugadores adquieren los fundamentos en la primera media hora de juego para poder disfrutar del juego.

Este deporte no está tan dominado por la fuerza, la técnica y el saque como ocurre en el tenis, por lo que es un juego ideal para que hombres, mujeres y jóvenes compitan juntos. Una habilidad importante es la destreza en el partido, ya que los puntos se ganan más por estrategia que por pura fuerza y potencia.

lesiones comunes en el pádel

A pesar de no estar dominado por la fuerza, sí existen algunas lesiones comunes en el pádel que pueden ocurrir si no lo jugamos correctamente, vamos a hablar un poco de cada una de ellas:

1.- Esguince de tobillo

Entre las lesiones comunes en el pádel tenemos el esguince de tobillo en la parte externa (flexión plantar e inversión del pie). Estas lesiones en el pádel se deben a los continuos y agresivos cambios de dirección en espacios cortos y rápidos, afectando a los ligamentos laterales externos.

2.- Contracturas musculares

Las contracturas musculares son otra de las lesiones más comunes en el pádel y se producen sobre todo en la espalda. De ellas hay que decir que son una contracción persistente e involuntaria de las fibras que componen el músculo, durante un largo periodo de tiempo. La sensación que podemos tener es lo que se denomina «nudo»: la zona afectada se sentirá abultada o endurecida.

La causa principal se produce por un sobreesfuerzo de los músculos que no están preparados para soportar esta carga. Podemos notarlo cuando queremos rematar con potencia o dar salida a un balón.

También se puede dar por esfuerzos repetitivos durante un partido largo en el que pegamos muchos golpes y ‘sobrefatigamos’ la musculatura. En definitiva, si no tenemos la musculatura preparada para realizar este tipo de esfuerzos seremos propensos a las contracturas.

3.- Epicondilitis

Una de lesiones comunes en el pádel es conocida como ‘codo de tenista’, es una inflamación de los músculos extensores del antebrazo, es decir, de los que van a extender nuestra mano, debido a microtraumatismos y sobrecargas de éstos.

Las principales causas de las lesiones en el pádel son una mala técnica de golpeo, especialmente en el revés. Un agarre incorrecto con empuñaduras no demasiado gordas, no golpear la bola bien por delante de nuestro cuerpo generando un punto de impacto retrasado o jugar con palas de material duro (EVA de alta densidad) que hará que se transmita mucha vibración a nuestro antebrazo en el momento del golpeo también puede provocar que aparezca la temida epicondilitis.

En cuanto a sus síntomas, notaremos dolor en la parte externa del codo, al extender la muñeca/mano. También lo notaremos cuando intentemos coger la pala, en un simple apretón de manos o en cualquier gesto que implique un puño fuerte. Ahora que conoces las  lesiones comunes en el pádel es importante prevenirlas

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
Abrir chat