Avda. de las Américas, s/n - Rotonda de Cdad. Expo - Circuito 1 - Pta 1ª - Módulo 27 - 41927 (Mairena del Aljarafe) 677 54 54 00 javier@javierdelanuez.com

      Si tienes dolor de hombros probablemente sea culpa del manguito rotador.

      Lesión del manguito rotador.

      Hay muchos tipos de dolor en los hombros. El más común es el dolor subacromial, que también se conoce como tendinitis del manguito rotador.

      Esta lesión comienza con dolor en la parte frontal y en el lado del hombro, que aumenta con el movimiento. En especial cuando se levantan los hombros o se coge peso.

      Normalmente, cuando duelen los hombros, los pacientes suelen describir este tipo de dolor.  Lo que implica una lesión en el manguito rotador.

      • ¿Qué es el manguito rotador?

      El manguito rotador es un grupo de cuatro músculos que están pegados en la articulación de los hombros. Aportan estabilidad cuando la articulación se mueve.

      Un debilitamiento en este grupo de músculos provoca un pinzamiento en el hombro, o incluso una rotura. Esto cuausa  dolor muy intenso y pérdida de movimiento en la articulación.

      El manguito rotador puede lesionarse por un traumatismo. La mayoría de los casos vienen provocados por una sobrecarga, propiciada por el debilitamiento de este músculo.

      Lesión del manguito rotador

      • Si no lo usas lo acabarás perdiendo.

      Si llevas acabo una vida sedentaria, tus músculos, en especial aquellos que menos se utilizan como el manguito rotador, acabarán debilitándose.

      Con el tiempo, estos músculos estarán tan debilitados que el más mínimo movimiento puede causar una lesión.

      Cuando intentamos entrenar los hombros, estos nos duelen. Dada su pobre condición física y nuestro instinto es no volverlo a intentar. Sin embargo, cuanto menos lo muevas, más debilitado estará, aumentando así el riesgo de lesión.

      Por otro lado, sentir malestar en el hombro puede ser entendido como nuestro cuerpo alertándonos y empecemos a entrenar los hombros. Sin embargo, un entrenamiento duro y sin los suficientes conocimientos puede causarnos de igual manera una lesión.

      • Tu manguito rotador puede estar débil, incluso sino llevas una vida sedentaria.

      No solo las personas físicamente inactivas están en peligro de sufrir una lesión en este músculo. Incluso los atletas corren riesgo de sobrecargar el manguito rotador.

      Como todos los músculos que aportan estabilidad en vez de fuerza, el manguito rotador tiene que ser entrenado de una forma muy específica para que el entrenamiento resulte útil.

      Es necesario realizar movimientos lentos, controlados con un peso ligero para poder activar y entrenar específicamente este tipo de músculos.

      Sin embargo, muchísimas personas prefieren centrarse en entrenamientos con mucho más peso para entrenar los músculos más grandes del hombro.

      Muchos atletas suelen no hacer caso al manguito rotador. Ignoran que sea esta la causa de que sus hombros no estén lo suficientemente fuertes. De esta forma entran en un círculo vicioso que se basa en sobrecargar más y más el músculo.

      Es necesario que las personas sean conscientes de la necesidad de llevar acabo un entrenamiento equilibrado, combinando los músculos más grandes con los más pequeños.

      Una vez conseguido este balance, se puede realizar los movimientos que requieran más fuerza sin riesgo de sobrecargar el manguito rotador.

      • Tratamiento

      El tratamiento se dirige al reconocer el problema, modificando actividades de trabajo y deportivas con apoyo frecuente de osteópata y fisioterapeuta. Puede ser necesario el uso de antiinflamatorios e inyecciones articulares de esteroides y la necesidad de recurrir a un procedimiento quirúrgico en base a cirugía artroscopica o abierta.

      Conclusión. La fisioterapia te puede ayudar.

      Conseguir un entrenamiento equilibrado en el que fortalecer el manguito rotador es muy complicado, incluso si crees saber lo que estás haciendo. Por este motivo, es altamente recomendable que busques la ayuda de un fisioterapeuta, tanto para prevenir como para curar.

      El tratamiento se dirige al reconocer el problema, modificando actividades de trabajo y deportivas con apoyo frecuente de osteópata y fisioterapeuta. Puede ser necesario el uso de antiinflamatorios e inyecciones articulares de esteroides y la necesidad de recurrir a un procedimiento quirúrgico en base a cirugía artroscopica o abierta.

      Aquí puedes ver algunos ejercicios para la lesión del manguito rotador.

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Share This