CONSEJOS PARA HACER DEPORTE.

Lesiones en el fútbol.

El fútbol es uno de los deportes más populares del mundo cuya popularidad sigue extendiéndose. Es un deporte que permite realizar ejercicio aeróbico y ayuda a desarrollar el equilibrio, la agilidad, la coordinación y el sentimiento de equipo.

Sin embargo, los que practican este deporte deben ser conscientes de las posibles lesiones que pueden sufrir. Medidas de prevención ante las lesiones, un diagnóstico temprano y un buen tratamiento alargan la vida deportiva de los futbolistas, tanto en niños como en adultos.

Para conocer un poco más sobre la importancia del fútbol en España puedes leer este artículo.

¿Cuáles son las lesiones más comunes de este deporte y sus síntomas?

Las lesiones de las extremidades inferiores son las más comunes en el fútbol. Estas lesiones pueden ser provocadas por un traumatismo, bien por un golpe en la rodilla o por una torsión del tobillo, pero también pueden ser la causa de una sobrecarga en algunos de los músculos, tendones o huesos.

Lesiones de las extremidades inferiores.

Las torceduras y los esguinces son las lesiones más comunes de las extremidades inferiores. La gravedad de estas lesiones varía. Los desgarros del cartílago y del ligamento cruzado anterior en la rodilla son algunas de las lesiones más comunes que pueden requerir cirugía. Otro tipo de lesiones son fracturas y contusiones causadas por golpes.

Las lesiones pueden complicarse por distinta razones; sin embargo historias como estas nos muestras que siempre hay esperanza.

Lesiones de las extremidades inferiores por sobreuso.

La periostitis en la tibia (dolor en la pantorrilla), la tendinitis rotuliana (dolor en la rodilla) y la tendinitis de los ligamentos de Aquiles (dolor en la parte de atrás del tobillo) son algunas de las lesiones más comunes por sobrecarga. Los jugadores de fútbol también son propensos a los tirones en la ingle y a las distensiones musculares en los muslos y las rodillas.

Las fracturas por sobrecarga ocurren cuando los huesos se debilitan por un uso excesivo. Resulta complicado distinguir entre fracturas por sobrecarga y lesiones de los tejidos blandos (tendones, ligamentos…).

Si aparece dolor en cualquier parte de las extremidades inferiores y no mejora tras unos días de descanso y reposo, es necesario consultar a un fisioterapeuta para descartar que se trate de una fractura por sobrecarga.

lesiones en el deporte

Lesiones de las extremidades superiores.

Las lesiones en las extremidades superiores suelen ocurrir por caer sobre el brazo o por contacto entre jugadores. Dentro de este grupo también encontramos lesiones como esguinces de muñeca, fracturas de muñeca y dislocaciones de los hombros.

Lesiones en la cabeza, la cara y el cuello.

Las lesiones en la cabeza, la cara y el cuello incluyen cortes, moratones, fracturas, esguinces en el cuello y conmociones. Una conmoción se trata de cualquier alteración en el estado mental del deportista, causada por un traumatismo en la cabeza.

Este tipo de lesiones debe ser tratada siempre por un fisioterapeuta. No todas las conmociones hacen que el jugador pierda el conocimiento.

Saber cómo actuar ante una conmoción es muy importante para el jugador afectado, incluso puede salvarle la vida.

Cómo se tratan las lesiones en el fútbol.

El ejercicio debe parar inmediatamente hasta que se evalúe el alcance de la lesión y sea tratada correctamente. La mayoría de las lesiones no suelen ser muy importantes y se pueden tratar con un corto período de descanso, hielo y elevación de la extremidad dañada.

Si un profesional, fisioterapeuta o entrenador, es capaz de evaluar el alcance de la lesión, el deportista puede continuar con la actividad que está realizando, siempre que la gravedad de la lesión lo permita. El deportista solo volverá al terreno de juego si la decisión excluye cualquier tipo de riesgo y es tomada por un profesional en la materia.

Las lesiones por sobrecarga se pueden solucionar simplemente con reposo, lo que significa que el deportista puede continuar entrenando, pero con ciertas modificaciones en los ejercicios.

A veces, entrenar con dolor puede causar daño, especialmente cuando se trata de microrroturas del hueso, lesiones en los ligamentos de la rodilla o con lesiones en el cuello o la cabeza. Acudir al médico es necesario para un diagnóstico completo y conseguir tratamiento si la lesión no ha mejorado en algunos días.

Los deportistas podrás volver a los terrenos de juego cuando la lesión se haya curado por completo y un doctor o fisioterapeuta dé el visto bueno.

Cómo evitar las lesiones en el fútbol.

  • Hazte una revisión antes de empezar la temporada y sigue las recomendaciones de tu doctor.
  • Usa tacos y espinilleras bien ajustadas, ajustar el tipo de taco al terreno de juego (césped natural vs césped artificial) previene las lesiones.
  • Ser conscientes de las limitaciones del terreno de juego, si el césped está seco, húmedo o helado.
  • Utilizar un balón sintético en buenas condicione, un balón de cuero puede cargarse de agua y ser más pesado, lo que puede causar daños a la hora de cabecear un centro.
  • Tener cuidado con los objetos móviles que puedan caer sobre los jugadores, y utiliza objetos que estén fijos en el suelo siempre que sea posible.
  • Mantente hidratado, esperar a tener sed para beber agua suele ser demasiado tarde para mantener una buena hidratación del cuerpo.
  • Presta atención a los cambios climáticos, especialmente a las temperaturas muy altas o a un ambiente muy húmedo, para evitar enfermedades.
  • Mantén un buen físico, las probabilidades de lesión aumentan en aquellos jugadores que no están físicamente preparados.
  • Tras un período de inactividad, es necesario volver progresivamente, empezando por actividades aeróbicas, circuitos de fuerza y de agilidad.
  • Evita las lesiones por sobrecarga. Muchos especialistas en medicina creen que es bastante beneficioso alternar con unos cuatro meses sin jugar al año. Intenta evitar esa presión por entrenar demasiado. Escucha a tu cuerpo y reduce el tiempo de entrenamiento o la intensidad si empiezas a sentir dolor o incomodidad. Esto reducirá el riesgo de lesión y evitará que quedes exhausto.
  • Consulta con un médico profesional del ámbito deportivo si tienes alguna duda sobre posibles lesiones o para que te dé consejos de prevención.
  • Y como siempre realiza ejercicios de estiramiento y vuelta a la calma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This