Avda. de las Américas, s/n - Rotonda de Cdad. Expo - Circuito 1 - Pta 1ª - Módulo 27 - 41927 (Mairena del Aljarafe) 677 54 54 00 javier@javierdelanuez.com

      Todo lo que debes saber sobre el tratamiento del dolor lumbar

      El dolor lumbar es una de las principales causas por las que los pacientes visitan al médico y es la causa más común de baja laboral. La mayoría de los trabajadores sufre este dolor alguna vez en su vida y todos quieren saber cómo aliviar el dolor lumbar.

      En la mayoría de los casos, el dolor en la zona lumbar se debe a una lesión. Como puede ser un esguince o una distensión muscular, por haber realizado algún movimiento brusco o por levantar más peso del que podemos. Sin embargo, también puede ser el resultado de algunas enfermedades como, por ejemplo:

      • Un desplazamiento de disco o hernia discal
      • Ciática
      • Artritis
      • Infecciones renales
      • Infección de la médula espinal

      El dolor en la zona lumbar puede durar desde un par de días, hasta unas cuantas semanas. Aunque también es cierto que, si el dolor es agudo, puede durar incluso meses.

      Este dolor de espalda es más frecuente en personas entre los 40 y los 50 años debido al envejecimiento. A medida que una persona envejece, el líquido que hay entre las vértebras de la columna va disminuyendo y es lo que causa el dolor y que los discos de la columna se irriten más fácilmente. Por eso es tan importante fortalecer los músculos de la espalda.

      Causas del dolor lumbar

      Esguince o distensión muscular

      Los músculos y los ligamentos de la espalda pueden sufrir alguna lesión por la realización de un esfuerzo mayor al que se puede soportar. Los síntomas pueden ser tanto dolor en la zona baja de la espalda, así como espasmos musculares. El tratamiento para el dolor lumbar es el descanso y la fisioterapia.

      Hernia discal

      Como te hemos comentado antes, a medida que pasa el tiempo, el líquido que hay entre los discos de la columna disminuye y aumenta de esta forma las probabilidades de sufrir una lesión.

      Una hernia discal ocurre cuando el cartílago que rodea uno de los discos de la columna se rasga, lo que produce presión sobre los nervios de la médula espinal. La lesión del disco suele ocurrir de forma repentina cuando se intenta levantar algo o cuando se hace un movimiento brusco. A diferencia de la distensión muscular, el dolor de hernia discal dura más de 72 horas.

      Ciática

      El nervio ciático es el que conecta la columna vertebral con las piernas. Este dolor ocurre cuando el nervio presionado de la médula espinal que hemos explicado anteriormente es el nervio ciático. El resultado de todo esto es dolor en las piernas y en los pies que se suele sentir como ardor o como el pinchazo de agujas.

      Estenosis espinal

      La estenosis espinal sucede cuando la columna se estrecha y ejerce presión sobre la médula y los nervios espinales. La causa más común es la degeneración de los discos de las vértebras. La presión de los nervios espinales puede tener los siguientes síntomas:

      • Insensibilidad
      • Calambres
      • Debilidad

      Estos síntomas se pueden sentir en cualquier parte del cuerpo y en cualquier momento, aunque es cierto que muchas personas notan que estos síntomas empeoran cuando empiezan a caminar o cuando se paran.

      Curvaturas anormales de la columna vertebral

      La escoliosis, la cifosis y la lordosis son problemas que causan una curvatura anormal de la columna vertebral. Estas deformaciones suelen diagnosticarse durante la infancia o la adolescencia.

      Las curvaturas anormales causan dolor y una mala postura porque se ejerce presión sobre músculos, tendones, ligamentos y vértebras.

      Otros problemas que pueden causar dolor lumbar

      A parte de todos los problemas que acabamos de nombrar, hay otros que también pueden causar dolor en la zona lumbar. Entre estos problemas están:

      • La artritis que es una inflamación de las articulaciones
      • La fibromialgia que es un dolor a largo plazo que causa sensibilidad en articulaciones, músculos y tendones
      • La espondilitis que es la inflamación o hinchazón de las articulaciones entre los huesos de la columna y la pelvis
      • La espondilosis que es un trastorno degenerativo que puede causar la pérdida de la estructura y de la función de la columna vertebral. Aunque la causa principal es el envejecimiento, puede haber otras causas dependiendo de cada persona.
      • Otros de los problemas, aunque causen menos dolor o el tiempo de duración del dolor sea a corto plazo pueden ser problemas de riñones y vejiga, embarazo, quiste de ovarios, cáncer o fibromas uterinos entre otros.

      Cómo diagnosticar el dolor lumbar

      Si empieza a sentir dolor en la zona baja de la espalda, acuda a un médico. El doctor le solicitará un historial médico completo y le realizará un examen físico para determinar dónde siente el dolor, si ese dolor afecta a tu movilidad, etc.

      También examinará si el dolor lumbar afecta a tus reflejos y a tu reacción a ciertas sensaciones para saber si los nervios se han visto afectados.

      A menos que tengas síntomas alarmantes, es probable que tu médico controle el problema durante algunas semanas antes de realizarte otras pruebas porque algunos dolores lumbares pueden curarse con reposo y descanso.

      Sin embargo, se necesitarán otras pruebas si los síntomas continúan, como pueden ser:

      • La falta de control intestinal
      • Debilidad
      • Fiebre
      • Pérdida de peso

      Si además de sentir dolor en la zona baja de la espalda, empiezas a sufrir alguno de estos síntomas, acude al médico cuanto antes.

      Las pruebas adicionales si el dolor persiste pueden ser radiografías, tomografías, resonancias magnéticas, etc. Con estas pruebas se puede diagnosticar si el problema es de los huesos, de los discos o de los ligamentos y tendones.

      Si el médico cree que el problema puede ser por la poca fuerza de los huesos de la espalda, puede que tengas que realizarte una exploración ósea o una prueba de densidad ósea. Por otra parte, para identificar los problemas de los nervios se realizan pruebas como la electromiografía.

      Tratamiento para el dolor lumbar

      Cuidados en el hogar

      Durante las primeras 72 horas, después de que el dolor aparezca, el cuidado lo tendrás que realizar en casa. Sin embargo, si no mejoras en 72 es probable que el tratamiento tenga que ser otro.

      Tendrás que estar en reposo, sin realizar actividades bruscas, durante un par de días. No olvides aplicar hielo en la zona donde sientes el dolor durante las primeras 48-72 horas y después de ese tiempo debes aplicar calor. Para relajar los músculos, lo ideal es alternar calor y frío, lo que se conoce como el protocolo RICE, por sus siglas en inglés (reposo, hielo, comprensión y elevación).

      Toma analgésicos como ibuprofeno o acetaminofeno para aliviar el dolor. Intenta dormir de lado, con las rodillas dobladas y una almohada entre las piernas, puesto que dormir boca abajo o boca arriba puede intensificar el dolor.

      Tratamiento del dolor lumbar

      Tratamiento médico

      El dolor muscular puede suceder por diversos motivos que van desde tensión o debilidad muscular, hasta pinzamiento de nervios. Es muy importante saber cómo aliviar el dolor lumbar y por eso, el tratamiento puede variar dependiendo de la causa. Puede ser que necesites algún medicamento específico o terapia. Tu médico determinará la dosis adecuada o la terapia que necesitarás dependiendo de tus síntomas.

      Algunos de los medicamentos que pueden recetarte son:

      • Relajantes musculares
      • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos
      • Narcóticos como la codeína para aliviar el dolor
      • Esteroides para reducir la inflamación
      • Inyección de corticosteroides

      Por otra parte, tu médico también te puede mandar que realices fisioterapia donde se incluyen:

       

      Tratamiento del dolor lumbar

      Cirugía

      Si el dolor lumbar es grave, es posible que se necesite realizar una intervención quirúrgica. Esta opción suele necesitarse cuando los tratamientos anteriores no han tenido efectos positivos. Sin embargo, si el paciente comienza a tener pérdidas de control del intestino o la vejiga o sufre una pérdida neurológica progresiva, la cirugía se realiza de forma inmediata.

      La discectomía, que se lleva a cabo para tratar la hernia discal, alivia la presión de una raíz nerviosa que está siendo presionada por un disco de la columna. La foraminotomía es una cirugía donde se agranda el canal espinal por donde sale una raíz nerviosa.

      La terapia electrotérmica intradiscal consiste en insertar una aguja a través de un catéter en el disco para calentarlo durante 20 minutos. Con esto se consigue que la pared del disco sea más gruesa y se reduce la hinchazón del disco y la irritación del nervio.

      La nucleoplastia se inserta también una aguja en el disco, pero usando otra técnica, ya que se usan ondas de radio para calentar y encoger el tejido.

      La ablación por radiofrecuencia es una forma de usar ondas de radio para interrumpir la forma en la que los nervios comunican entre sí. Para ello, se inserta una aguja especial caliente en los nervios.

      La fusión vertebral fortalece la columna y reduce el dolor. Se extraen discos entre dos o más vértebras y luego se juntan las vértebras una al lado de la otra con injertos óseos o tornillos metálicos especiales.

      Por último, con la laminectomía se extrae una porción de un hueso espinal llamado lámina, para agrandar el tamaño del canal espinal. Con esto se alivia la presión sobre la médula espinal y los nervios.

      Cómo prevenir el dolor lumbar

      Hay muchas formas de prevenir el dolor en la zona lumbar y de disminuir también la gravedad de los síntomas.

      Algunos métodos de prevención pueden ser:

      • Ejercitar los músculos del abdomen y la espalda
      • Perder peso en caso de sobrepeso
      • Levantar los objetos correctamente, doblando las rodillas y no la espalda
      • Mantener una postura correcta
      • Dormir sobre una superficie firme y cómoda
      • Sentarse en una postura correcta
      • Evitar zapatos de tacón
      • Dejar de fumar en caso de que fumes, puesto que la nicotina degenera los discos espinales y reduce el flujo sanguíneo

      Si sientes dolor en la zona baja de la espalda, acude a un especialista para que diagnostique la causa, te enseñe cómo aliviar el dolor lumbar, pueda ayudarte con el tratamiento y te informe sobre todo lo que debes saber sobre el dolor lumbar.

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Share This